Principios De La Voluntad De Dios En La Vida De Oración

Sermon Dominical

Pastor Jafet Caraballo

www.iglesiajesuselcamino.org

Lectura Biblica: 1Jn 5:14 — 1Jn 5:15

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”.

Introduccion:

Unos de los propósitos primarios de la oración, es que la voluntad de Dios sea hecha en nosotros. Jesús nos enseña este principio en la oración modelo del capítulo 6 del libro de Mateo, verso 10: cuando dice:   “ Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo”.

La intención de Jesús, es que el deseo de Dios no solo se haga manifiesto en la tierra, sino que a medida que oramos, nuestras oraciones tengan respuestas. Es imperante entender que las repuestas a nuestras oraciones, dependen de cómo estas, están en alineamiento con la voluntad de Dios.

El apóstol Santiago resalta en su epístola la importancia del alineamiento de voluntad en medio de la oración al decir: Santiago 4:3 – Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. En otras palabras el no orar de acuerdo al deseo de Dios es entorpecer los resultados de nuestras oraciones. Debemos estar conscientes que siempre podemos recibir de Dios más de lo que hemos experimentado de Él hasta este momento.

Existen cuatro principios que influyen en el nivel espiritual de nuestra vida de oración, y de cómo hemos de experimentar los resultados anhelados.

Bosquejo:

 

  • CONOCER LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Si queremos conocer la voluntad de Dios, primero debemos ver la obra terminada de Cristo en la cruz y lo que ella establece para nosotros. Su obra nos devuelve a la intención original de Dios, y restaura la identidad de Dios en el hombre, estableciendo nos así,  como hijos, y herederos juntamente con Cristo. “Romanos 8:17 – Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Parte de conocer la voluntad de Dios es estar alineados con los sufrimiento y padecimiento de Cristo, los cuales nos conectan de vuelta a la voluntad original de Dios para el hombre. (Un hombre libre, en sanidad, próspero y en relación con una familia). Estos principios son bíblicos y deben ser entendidos para que nuestras oraciones tengan precisión.

Entonces cuando oras debes reconocer y poner en práctica lo que está de acuerdo con su voluntad y su palabra. Y todas estas cosas comprenden el plan eterno de Dios, para con los hombres. Porque su voluntad es de bien  y no de mal, aunque no siempre lo reconozcamos (Jer.29:11).

La voluntad de Dios no es algo que se pueda conocer de manera natural, es algo que no es revelado por el espíritu, cuando mantenemos una relación íntegra con Él. Por ello el apóstol Pablo nos dice que a través de una mente renovada, claro, y esto es por medio del espíritu; podemos comprobar cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” Romanos 12:2. para conocer la voluntad de Dios tenemos que haber experimentado la renovación de nuestra mente.

 

  • ESTAR Y PERMANECER (VIVIR, CAMINAR) EN LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Jesus dijo: Juan 15:7
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Permanecer es ser establecidos en una verdad por la cual vives, piensas y actúas. Cuando caminas en su voluntad es porque has aprendido a rendir libremente la tu voluntad ante Él, porque ahora entiendes y óperas de acuerdo a su voluntad. Por eso el apóstol declaró: Gálatas 2:20
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cuando permanecemos en la voluntad de Dios somos empoderados en Cristo para pedir de acuerdo a su voluntad y tener respuestas.

 

  • HACER LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Como creyentes debemos ser hacedores de su voluntad, así como lo somos de su palabra ya que en ella está plasmada el deseo soberano de Dios. Santiago Santiago 1:22 – Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. quiere decir que no basta conocer la voluntad de Dios, es necesario hacerla.

El mismo Jesús perseveró haciendo la voluntad de su Padre. La Palabra nos deja claro que esto era su deleite-  Juan 4:34 – “Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. David dijo: Salmos 40:8 “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.

El Haced Su Voluntad Nos Sincroniza Con La VIda De Fe, porque cuando escuchas la voz de Dios y obedeces y actúas de acuerdo a ella tu nivel de fe se manifiesta.

 

  • HABLAR DE ACUERDO A LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Cuando vivimos en unidad con la voluntad de Dios, todo lo que declaramos es como si Dios mismo lo estuviera hablando, porque estamos comunicando, decretando órdenes espirituales que provienen bajo su autoridad y voluntad.

Cuando hablamos en alineamiento a su voluntad es porque sabemos que esto ya ha ocurrido en el ámbito espiritual

Juan 5:30
No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.

Si Jesús conocía la voluntad de Dios, usted también debe conocerla y ser efectivo en ella. si las acciones de Jesús eran dirigidas por la voluntada de Dios, las suyas de igual manera deben ser guiadas por esa voluntad. Si Jesús habló de acuerdo a la voluntad de Dios, usted debe hacer lo mismo y verá grandes resultados en su vida de oración.

 

 

 

 

Join the Discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *

arrow